ANTE ÓMICRON DEBE PRIVILEGIARSE EL USO DE CUBREBOCAS QUE OFREZCAN MAYOR SEGURIDAD

  • Ana María Vargas Vieyra, médico integrante de la Clínica Multidisciplinaria de Salud de la UAEM, exhortó a la población a utilizar cubrebocas N95, KN95 o quirúrgico porque tienen una efectividad de 95% ante el contagio de la variante Ómicron del virus SARS-CoV-2.
  • Afirmó que los cubrebocas de tela en lugar de proteger, exponen al portador y las personas que lo rodean, aumentando la posibilidad de contagio, ya que su efectividad es menor de 5%.

Toluca, Estado de México, 13 enero 2022.- Ante el aumento de la presencia de la variante Ómicron del virus SARS-CoV-2, que se transmite con mayor facilidad que las cepas anteriores, es necesario privilegiar el uso de cubrebocas N95, KN95 o quirúrgico, que garantizan hasta un 95 por ciento de protección si se usan adecuadamente.

Ana María Vargas Vieyra, médico de la Clínica Multidisciplinaria de Salud (CMS) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), explicó que los cubrebocas de tela fabricados de algodón, poliéster, licra, nylon o aquellos hechos con esponja, aunque refieren que tienen tres capas, no ofrecen ni 5 por ciento de protección contra el contagio.

En ese sentido, exhortó a la población a priorizar como medida preventiva ante la variante Ómicron el uso de cubrebocas y privilegiar entre las opciones los que son tipo N95, KN95 y quirúrgicos tricapa.

Vargas Vieyra reconoció que aunque la efectividad de estos cubrebocas es de 95 por ciento, es imprescindible usarlos adecuadamente, es decir, cubriendo nariz y boca, siempre manipularlos, quitarlos o colocarlos desde las cintas o resortes que los sostienen y jamás desde la parte central.

Detalló que su tiempo máximo de vida útil ronda las 8 horas, luego de las cuales deben ser renovados y si por alguna circunstancia se mojan, deben ser sustituidos inmediatamente.

En caso de que el portador se lo tenga que quitar por alguna circunstancia como comer o beber, debe retirarlo de las cintas o resortes y colocarlo en una bolsa de uso exclusivo, lo que brinda la posibilidad de utilizarlo nuevamente.

La universitaria indicó que ante las nuevas variantes del virus que ocasiona la COVID-19 y su facilidad para propagarse no es opción el uso de cubrebocas de tela, que tienen un mínimo nivel de protección, sobre todo hacia los demás, en caso de que el portador estornude o tosa.

Ana María Vargas Vieyra puntualizó que el uso de cubrebocas debe ser continuo y obligatorio en lugares cerrados como la oficina, el salón de clases y los centros comerciales, entre otros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s